El prototipo de iMASC, diseñada por investigadores del MIT y la Universidad de Harvard (Foto: MIT)

El principal objetivo: grantizar el abasto de mascarillas

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Harvard trabajan en un prototipo de mascarilla reutilizable que tendría una efectividad equiparable a los cubrebocas N95, el estándar internacional usado por la comunidad médica para prevenir contagios de covid-19.

El invento es conocido como iMASC y está elaborado con silicona, a diferencia de las N95 que son fabricadas con fibras de polipropileno, material que no admite su reutilización.

Una de las principales motivaciones de los desarrolladores es evitar la falta de insumos de protección para los trabajadores de la salud que enfrentan al coronavirus, pues la alta demanda sumada al corto periodo de vida suponen un riesgo de desabasto de este tipo de herramientas.

Para idear iMASC, los científicos recurrieron a modelos computacionales 3D para evaluar el comportamiento del material a partir de su uso prolongado, así como la adaptabilidad a las diferencias físicas de las personas.

La mascarilla está hecha de silicona y cuenta con filtros desechables.

Ahorro para las instituciones de salud

El costo estimado de cada unidad será de 7 dólares, mientras que los filtros que requiere tendrían un precio de 50 centavos de dólar. En un corto plazo, esto podría reducir las erogaciones de los sistemas de salud para la compra de mascarillas N95, cuyo precio unitario en el mercado es de aproximadamente un dólar.

iMASC se encuentra en una segunda fase de desarrollo, con pruebas sobre su efectividad ante la exposición de partículas, por lo que pronto podrían ser una realidad.

click
Artículo anteriorEn CDMX ponen fin a terapias de conversión
Artículo siguienteAbre crematorio para perros y gatos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí