El Papa Francisco en su visita a Canadá. Fuente: Vatican Media

En su visita a Canadá, el Papa Francisco pidió perdón a las comunidades indígenas de ese país por los abusos que sufrieron por parte de grupos católicos.

El Pontífice se refirió específicamente a los niños obligados a dejar sus comunidades e internados en instituciones para indígenas, dirigidas en su mayoría por la Iglesia católica.

Se ha documentado que, de 1863 a 1998, hubo 150 mil niños indígenas que sufrieron este sometimiento. En los últimos años se ubicaron más de mil 200 fosas clandestinas en cuatro de estos colegios, en las que fueron enterrados niños muertos a consecuencia de los abusos. Sin embargo, la Comisión de la Verdad y la Reconciliación calcula que el número de niños asesinados asciende a 6 mil.

Los niños indígenas tenían prohibido hablar su idioma natal y practicar su cultura. En cambio, eran obligados a convertirse al catolicismo y a aprender inglés o francés, lenguas oficiales canadienses. Los grupos indígenas canadienses han calificado esto como un genocidio cultural, un intento del gobierno por exterminarlos.

El Papa Francisco en su visita a Canadá. Fuente: Vatican Media
click
Artículo anterior¿A quién afecta la erupción del volcán Sakurajima?
Artículo siguienteAnalizan nuevo semiconductor que podría superar a los actuales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí